Buscador

CUESTIONES DE INTERÉS EN LA LEY DE EXTRANJERÍA EN MATERIA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

21/12/2009
 
CUESTIONES DE INTERÉS EN LA LEY DE EXTRANJERÍA EN MATERIA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La última reforma de la Ley Orgánica 4/2000 de 11 de enero se ha publicado se ha publicado en el BOE nº 299 el 12 de diciembre de 2009 entrando en vigor al día siguiente de su publicación. Ley Orgánica 2/2009 de 11 de diciembre ha despertado expectación desde mucho antes de su aprobación por el órgano legislativo. Debemos indicar que pese a su denominación de Ley Orgánica no todos sus preceptos reviste tal rango. La Ley trata la materia de violencia de género en los arts. 19, 31 bis, 38 y 40 de los que únicamente tiene naturaleza de Ley Orgánica el art. 38.
El art. 19 sigue manteniendo su título de "Efectos de la reagrupación familiar en circunstancias especiales" y al apartado 2 añade la reforma un segundo apartado con el siguiente tenor: "En caso de que la cónyuge reagrupada fuera víctima de violencia de género, sin necesidad de que se haya cumplido el requisito anterior, podrá obtener la autorización de residencia y trabajo independiente, desde el momento en que se hubiera dictado a su favor una orden de protección o, en su defecto, informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género".
Se sigue requiriendo para la reagrupación de la compañera la existencia del vínculo matrimonial en aras a que se aporte un mínimo de estabilidad de convivencia en pareja. Así una vez reagrupada la cónyuge esta puede regularizar su propia situación cuando disponga de medios económicos suficientes para cubrir sus propias necesidades. Pero este requisito se excepciona cuando es víctima de violencia de género y obtiene una orden de protección del Juez de Guardia o del Juez de Violencia sobre la Mujer. Pero incluso sin esa orden de protección bastaría un informe realizado por el Ministerio Fiscal en el que señale la existencia de indicios de violencia de género. Queda de esta forma plenamente amparada jurídicamente la situación de la esposa reagrupada al obtener la autorización de residencia y trabajo pero esta vez como derecho propio y no derivado del cónyuge reagrupante.
El art. 31 bis podemos llamarlo el artículo estrella por la cantidad de comentarios que ha originado, se ha dicho que era una novedad pero únicamente es nuevo en la Ley. La norma ha conferido rango de Ley a lo que venía siendo una practica sustentada sobre el respaldo legal de la Instrucción nº 14/2005 de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre actuación de dependencias policiales en relación con mujeres extranjeras víctimas de violencia doméstica o de género en situación administrativa irregular.
Así el art. 31 bis titulado "Residencia temporal y trabajo de mujeres extranjeras víctimas de violencia de género" dispone:
1. Las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género, cualquiera que sea su situación administrativa, tienen garantizados los derechos reconocidos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, así como las medidas de protección y seguridad establecidas en la legislación vigente.
2. Si al denunciarse una situación de violencia de género contra una mujer extranjera se pusiera de manifiesto su situación irregular, el expediente administrativo sancionador incoado por infracción del artículo 53.1.a) de esta Ley será suspendido por el instructor hasta la resolución del procedimiento penal.
3. La mujer extranjera que se halle en la situación descrita en el apartado anterior, podrá solicitar una autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales a partir del momento en que se hubiera dictado una orden de protección a su favor o, en su defecto, Informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género. Dicha autorización no se resolverá hasta que concluya el procedimiento penal.
Sin perjuicio de lo anterior, la autoridad competente para otorgar la autorización por circunstancias excepcionales podrá conceder una autorización provisional de residencia y trabajo a favor de la mujer extranjera. La autorización provisional eventualmente concedida concluirá en el momento en que se conceda o deniegue definitivamente la autorización por circunstancias excepcionales.
4. Cuando el procedimiento penal concluyera con una sentencia condenatoria, se notificará a la interesada la concesión de la residencia temporal y de trabajo solicitada. En el supuesto de que no se hubiera solicitado, se le informará de la posibilidad de conceder a su favor una autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales otorgándole un plazo para su solicitud.
Cuando del procedimiento penal concluido no pudiera deducirse la situación de violencia de género, continuará el expediente administrativo sancionador inicialmente suspendido.

Las ciudadanas extranjeras, con independencia de la situación administrativa en que pudieran encontrarse, disfrutan de la protección y derechos que con carácter general establece la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y el resto de medidas de protección y seguridad existentes en nuestro ordenamiento jurídico.

Para el supuesto que a una ciudadana extranjera se le incoara un expediente administrativo sancionador por infracción del art. 53.1.a de la LO 4/2000 (Encontrarse irregularmente en territorio español, por no haber obtenido o tener caducada más de tres meses la prórroga de estancia, la autorización de residencia o documentos análogos, cuando fueren exigibles, y siempre que el interesado no hubiere solicitado la renovación de los mismos en el plazo previsto reglamentariamente) el mismo deberá ser suspendido hasta la resolución del procedimiento penal beneficio que debe extenderse igualmente a las que ya tuvieran abierto un expediente sancionador por igual motivo y todo ello derivado del interés jurídico protegido por la norma.
Suspendido el expediente sancionador el legislador faculta a la extranjera víctima para que si lo desea solicite autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales en cuanto obtenga la orden protección (o informe del Ministerio Fiscal). Pero dicho expediente de solicitud de autorización de residencia y trabajo queda, igualmente, en suspenso hasta la conclusión del procedimiento penal, pero se le puede conceder una autorización provisional.
La finalización del proceso con sentencia condenatoria al agresor termina otorgando a la víctima la concesión de la residencia temporal y de trabajo solicitada en su día. Si en su momento no se solicitó por la víctima autorización de residencia y trabajo por las circunstancias excepcionales se le otorga un plazo para que lo solicite.
Si en el procedimiento penal concluido no se acredita la situación de violencia de género, el expediente administrativo sancionador, inicialmente suspendido, continuará por sus trámites. El legislador, pese a las críticas formuladas en este punto por diferentes organizaciones, se muestra respetuoso con el principio constitucional de la presunción de inocencia del denunciado.

El art. 38 de la LO 4/2000 con naturaleza de Ley Orgánica al regular la "Autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena" establece de forma imperativa en el apartado 6.d) que la referida autorización se renovará a su expiración: "Cuando concurran otras circunstancias previstas reglamentariamente, en particular, los supuestos de extinción del contrato de trabajo o suspensión de la relación laboral como consecuencia de ser víctima de violencia de género".

Finalmente el art. 40 excepciona a las víctimas extranjeras de la violencia de género en la contratación laboral de la limitación que podía afectarles por la situación nacional de empleo.

Y sustancialmente este es el tratamiento de la violencia de género en la Ley de Extranjería de la que queda pendiente su desarrollo reglamentario.

DISTINTAS RESPUESTAS DE LA LEY DE EXTRANJERIA A SITUACIONES DE VIOLENCIA DE GENERO DEPENDIENDO DE LA SITUACION ADMINISTRATIVA DE LA VICTIMA

23/11/2009
 
Este mismo mes de Noviembre 2009, coincidiendo con el mes en que se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, ha tenido lugar en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Alava una Jornada organizada por el Consejo Vasco de la Abogacia y el Departamento de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, en la que entre otros ponentes se contó con la presencia del Letrado y compañero del Ilustre Colegio de Abogados de Guipúzcoa D.MIKEL MAZKIARAN, ponencia que versó sobre las inmigrantes ante la violencia doméstica y/o de género.

Uno de los puntos más relevantes y a la vez práctico de mencionada ponencia fue el de las distintas respuestas que la actual Ley de Extranjería da a las situaciones de violencia de género atendiendo a la concreta situación administrativa de la víctima, exponiendo  las más características, las cuales se reseñan y ponen de manifiesto acto seguido, al objeto y con el fín de que puedan ser de utilidad a cuantas personas tengan acceso al presente Blog, independientemente de la condición en que lo hagan.

PRIMER SUPUESTO:PERMISO INDEPENDIENTE.
Una Mujer inmigrante que esté en posesión de un permiso independiente,del tipo que sea,no se va a ver especialmente afectada     por su situación de víctima de violencia de género, puesto que continuará con su permiso, lo que no significa que no puedan surgir problemas.    
Uno de estos problemas podría ser el que   la condición de víctima de violencia de género pueda ser motivo de suspensión ( Artículo 45.1.n) del Estatuto de los Trabajadores ), incluso de extinción del contrato de trabajo ( Artículo 49.1.m del mismo texto legal) Artículos que dicen textualmente;

Artículo 45.1.n del Estatuto de los Trabajadores: " El contrato de trabajo podrá suspenderse por las siguientes causas:
Letra n).- por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género.

Artículo 49.1.m)también del Estatuto de los Trabajadores, que dice;
" Que el contrato de trabajo se extinguirá: letra m).- por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar definitivamente  su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género.
   
En sendos casos, de suspensión y de extinción, la trabajadora se encontrará en situación legal de desempleo, si bien para las mujeres inmigrantes es fundamental que se les reconozca el Desempleo como Vida Laboral a los efectos de la renovación de su propio permiso.

Otro problema que pudiere darse en este primer supuesto pudiere venir dado por la necesidad de tener que cambiar de provincia o de trabajo con una Tarjeta Inicial con limitación geográfica y de actividad.

SEGUNDO SUPUESTO:MUJER CON PERMISO DEPENDIENTE POR REAGRUPACION FAMILIAR.
La Ley de Extranjería 4/2000 de 11 de Enero,en su Artículo 19.1 establece que el cónyuge reagrupado podrá obtener una autorización de residencia independiente si fuera víctima de violencia doméstica desde el momento en que  se dicte una orden de protección a su favor.
      
Este último precepto está desarrollado por el también Artículo 41 del Reglamento de Extranjeria aprobado por RD 2393/2004, de 30 de Diciembre,en el que además se dice que cuando, además del cónyuge, se haya reagrupado a otros familiares, éstos ( los otros familiares ) conservarán la autorización de residencia concedida y dependerán, a efectos de la renovación, del miembro de la familia con el que convivan.
   
Por tanto, dos son los momentos en los que  la mujer reagrupada puede solicitar su propio permiso independiente,cuando obtenga la orden de protección o informe del Ministerio Fiscal o bien cuando obtenga una sentencia condenatoria aunque anteriormente no haya habido orden de protección, sentido en el que se expresa la Instrucción DGI/SGRJ/05/2008, relacionada con los supuestos de personas extranjeras que han sido víctimas de determinados delitos, incluídos los de conducta violenta ejercida en el entorno familiar ó de violencia de género.

Lo que tiene gran importancia en la práctica y que no especifican las Instrucciones, es todo lo relativo a la suficiencia de recursos económicos por parte de quien desea obtener y que se le conceda este permiso independiente, lo cual supone un obstáculo díficil de salvar en muchos casos.

EJEMPLO GRAFICO, DE MUJER CON AUTORIZACION DE RESIDENCIA DEPENDIENTE DEL AGRESOR-REAGRUPACION FAMILIAR.
Sería el caso de una mujer extranjera reagrupada por el marido. En este caso   dicha mujer cuenta con Orden de Alejamiento o Informe del Ministerio Fiscal en el que se indica la existencia de indicios de violencia doméstica.
Aquí puede pedirse un Permiso Independiente  al amparo del Artículo 41.2 del Reglamento de Extranjeria 2393/2004 de 30 de Diciembre, sin necesidad de esperar a que se dicte Sentencia condenatoria.
Si dicha mujer tuviere hijos a su cargo, éstos quedarán incorporados a su tarjeta, aunque  le van a pedir medios de vida. Y si no aporta Oferta de Trabajo, la Autorización que le den será solo de residencia.

Si en lugar de dictarse Orden de Alejamiento o Informe del Ministerio Fiscal en el que se indique la existencia de indicios de violencia doméstica, hubiere Sentencia Condenatoria,  las posibilidades son las mismas que las acabadas de reseñar, para cuando sí hay  Orden de Alejamiento o Informe del Fiscal.

Y si no se acuerda la Orden de Alejamiento y el caso se archiva o termina sin Sentencia condenatoria no se puede aplicar el mencionado Artículo 41.2 del Reglamento de Extranjeria.
Y si como consecuencia del incidente de violencia doméstica se produce la ruptura del matrimonio se ha de acudir al Artículo 41.2.a) del mismo Reglamento de Extranjeria, en el que se dice que el cónyuge reagrupado podrá obtener una autorización de residencia temporal independiente cuando se dé alguno de los siguientes supuestos:
a).- Cuando se rompa el vínculo conyugal que dio origen a la situación de residencia, por separación de derecho o divorcio, siempre y cuando acredite la convivencia en España con el cónyuge reagrupante durante al menos dos años.
Y si dicha mujer contase con una Oferta de Empleo suya propia, siempre podría tratar de obtener un permiso independiente ( Artículo 41.1 del mencionado Reglamento).

TERCER SUPUESTO:TARJETA DE FAMILIAR DE RESIDENTE COMUNITARIO.
En estos casos se ha de acudir al Real Decreto 240/2007, de 16 de Febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados Miembros de la Unión Europea y de otros Estados Parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

El Artículo 9.4 de dicho Real Decreto contempla el posible cambio de esta Tarjeta por una Autorización de Residencia de Extranjería en las condiciones siguientes, en casos de nulidad del vínculo matrimonial, divorcio, separación legal o cancelación de la inscripción como pareja registrada, de un nacional de un Estado miembro de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, con un nacional de un Estado que no lo sea;
C) cuando se acredite que han existido circunstancias especialmente difíciles como haber sido víctima de violencia doméstica durante el matrimonio o situación de pareja registrada, circunstancia que se considerará acreditada de manera provisional cuando exista una orden de protección a su favor o informe del Ministerio Fiscal en el que se indique la existencia de indicios de violencia doméstica, y con carácter definitivo cuando haya recaído sentencia en la que se declare que se han producido las circunstancias alegadas.
 
Pues bien en este tercer supuesto, el de familiares de comunitarios los requisitos son mayores que para la mujer reagrupada, puesto que aunque se permite la presentación de la solicitud del permiso desde que se dicta   la orden de protección, dicho permiso tan solo se concede si existe sentencia condenatoria. Y puesto que se trata de un permiso de la Ley de Extranjeria, los medios económicos son, al igual que en el caso de la mujer reagrupada,  un requisito imprescindible.

EJEMPLO GRAFICO:MUJER ( ESPOSA ) DE COMUNITARIO CON AUTORIZACION DE RESIDENCIA DE FAMILIAR DE COMUNITARIO.
Estamos ante una mujer casada con un comunitario, quien cuenta por tanto con una Tarjeta de Familiar de Comunitario.
Con la Orden de Alejamiento o Informe del Fiscal en el que se indique la existencia de indicios de violencia doméstica, puede solicitar y ha de solicitar de manera provisional una Autorización de Residencia por circunstancias excepcionales. Se le va a pedir que aporte medios de vida. Y si se dicta Sentencia Condenatoria la Autorización Provisional pasa a ser Definitiva.

En caso de que no se dicte Sentencia, o de que no se haya solicitado la Autorización independiente por parte de esta mujer, y para el caso de que se produzca la ruptura del matrimonio, es importante saber que la Tarjeta de Familiar de Comunitario se extinguirá con la separación o el divorcio, habiendo y existiendo un Plazo de 6 MESES para solicitar una Autorización de Residencia o de Residencia y Trabajo si cuenta con oferta de empleo.
 
CUARTO SUPUESTO: MUJERES EXTRANJERAS EN SITUACION IRREGULAR.
El Reglamento de Extranjería en su Artículo 45.4 contempla una Autorización por circunstancias humanitarias,incluyendo los supuestos de las víctimas de conductas violentas ejercidas en el entorno familiar. 
La Solicitud de esta Autorización por circunstancias humanitarias puede presentarse con la Orden de Protección, pero solo se concederá dicha Autorización cuando haya recaído la Sentencia condenatoria.
En este caso, hay un período de tiempo en el que la situación es de incertidumbre, ya que si finalmente no se obtiene y se dicta una Sentencia Condenatoria puede terminarse con un Expediente de Expulsión, lo cual posibilita  la Instrucción nº 14/2005 de 29 de Julio de la Secretaria de Estado de Seguridad sobre actuación de dependencias policiales en relación con mujeres extranjeras víctimas de violencia doméstica o de género en situación administrativa irregular.

En esta última Instrucción lo que se viene a decir es que tras la Denuncia interpuesta por una mujer inmigrante en situación irregular se inician actuaciones previas a las que sigue  un Acuerdo de Iniciación de Expediente Sancionador, que continuará incoándose    si no se adopta medida de alejamiento, o se suspenderá por el plazo de un mes si tal medida de alejamiento es adoptada.
Durante dicho plazo de un mes desde que es adoptada la medida de alejamiento, la persona extranjera, mujer inmigrante en situación irregular, debe solicitar la Autorización de Residencia por Circunstancias Excepcionales, de modo que sí se la conceden dicha Autorización de Residencia por circunstancias excepcionales se reanuda el expediente sancionador, el cual terminaría con la imposición de una multa en lugar de la expulsión. Sí la mujer extranjera no solicita dicha Autorización de Residencia por circunstancias excepcionales en el plazo de dicho mes citado desde la adopción de la medida de alejamiento, se levanta la suspensión del expediente sancionador, el cual continuará con propuesta de expulsión, por todos sus trámites. 

EJEMPLO PRACTICO:DE MUJER EXTRANJERA EN SITUACION IRREGULAR.
Con la Orden de Alejamiento o Informe del Ministerio Público en el que se indique la existencia de indicios de violencia doméstica, se ha de solicitar de manera provisional una autorización de residencia por circunstancias excepcionales.Se le va a pedir que aporte medios de vida.
De llegarse a dictar Sentencia Condenatoria la Autorización Provisional pasa a ser Definitiva.
Y dadas las dificultades actuales que existen para acceder a la Renta Activa de Inserción  ( RAI ),cabe la posibilidad de acceder a la Renta de garantía de ingresos ( Ley 18/2008 de 23 de Diciembre, para la Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social ), debiendo acudir para solicitar esta última a los Servicios Sociales del Ayuntamiento.
En este caso y aunque no parece estar aplicándose en la práctica, y puesto que continúa en vigor hay que tener presente la Instrucción 14/2005 y sus posibles consecuencias ya apuntadas.

SUPUESTO CINCO:RENOVACION DE LAS AUTORIZACIONES DE RESIDENCIA Y TRABAJO DE LAS VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GENERO.
Esta cuestión es tratada en las Instrucciones DGI/SGRJ/05/2008, siendo de destacar que   la mujer extranjera que extinguió su contrato de trabajo por causa de violencia de género  lo hizo, en todo caso, por causa ajena a su voluntad, cuestión que es importante para renovaciones con una vida laboral inferior a seis meses y superior a tres,siendo igualmente reseñable que el tiempo de suspensión de la relación laboral por esa misma causa de violencia de género se considerará como período de cotización efectiva a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social y de Desempleo.

SEXTO SUPUESTO:EXTRANJEROS AUTORES DE DELITOS REFERIDOS A CONDUCTA VIOLENTA EJERCIDA EN EL ENTORNO FAMILIAR O DE VIOLENCIA DE GENERO.
También merecen ser comentadas las consecuencias que tienen tales hechos cuando el Autor de los mismos es una persona extranjera.
Esta persona tendrá problemas con la renovación de su permiso.
Citar el Artículo 54.9 del Reglamento de Extranjeria, en el que se señala que debe valorarse en función de las circunstancias de cada supuesto la posibilidad de renovar la autorización de residencia y trabajo a los extranjeros que hubieran sido condenados por la comisión de un delito y hayan cumplido   la condena, los que han sido indultados o que se encuentren en la situación de remisión condicional de la pena.
Tanto el Delegado del Gobierno en esta Comunidad Autónoma como nuestros Juzgados de lo Contencioso Administrativo están entendiendo, en el momento actual,que el cumplimiento de la condena tiene que ser íntegro,para conceder la renovación, lo que significa, poniendo un ejemplo, que si la condena impuesta lo es de 40 jornadas de Trabajos en Beneficio de la Comunidad, 8 meses de prohibición de acercamiento y de comunicación a la víctima y 16 meses de privación del derecho a la tenencia y porte de armas,necesariamente se han de tener cumplidas total e íntegramente todas y cada una de dichas tres penas, al tiempo de instarse la solicitud de la renovación de la autorización, sin que sirva tener cumplidos los TBC y la prohibición de acercamiento y de comunicación, a falta tan solo de cumplir la privación del derecho a la tenencia y porte de armas.

El rechazo social que este tipo de delitos provoca y las penas accesorias que poseen una duración muy larga en muchos de los casos, lo cual hace dificil su cumplimiento y la consiguiente cancelación de penas, hacen que la renovación de los permisos para el agresor sea complicada.

La rigidez con la que se pretende actuar en este tipo de situaciones se aprecia en las Instrucciones referidas, al recomendar que las correspondientes resoluciones de expulsión lleven consigo, en los casos de extranjeros no comunitarios, la prohibición de entrada en territorio español por un período mínimo de seis años y máximo de diez.

Para terminar apuntar, tal como se dijo en la citada Ponencia, como con fecha 19 de Diciembre de 2008, por el Consejo de Ministros se estudió el anteproyecto de reforma de la Ley Orgánica 4/2000,y tras varias modificaciones y enmiendas en la sesión de dicho Congreso celebrada el pasado 30 de Octubre tuvo lugar la aprobación del Proyecto de Ley Orgánica de reforma de dicha Ley 4/2000 de 11 de Enero sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, Proyecto que se encuentra actualmente en el Senado, pendiente de aprobación por dicha Cámara, tras lo cual volverá nuevamente al Congreso para su aprobación definitiva.

De este nuevo Proyecto de Ley, pendiente aún de aprobación definitiva, es de destacar    como igualmente se apuntó en la ponencia a que nos venimos refiriendo el artículo correspondiente a la reagrupación familiar y a la posibilidad de acceder a un permiso independiente del cónyuge en casos de mujeres víctimas de violencia de género,y que a diferencia de la actual y vigente regulación la autorización independiente que le sea concedida a dicha mujer lo será de residencia y de trabajo, sin que vaya a ser necesario  el que por dicha mujer víctima de violencia de género e inmigrante-extranjera se aporte Oferta de Empleo alguna, de manera que el Artículo 19.2 de la Ley de Extranjería, con la nueva redacción,una vez sea aprobada definitivamente la Reforma en el Congreso quedaría así:
" En caso de que la cónyuge fuera víctima de violencia de género, sin necesidad de que se haya cumplido el requisito anterior, podrá obtener la autorización de residencia y trabajo independiente, desde el momento en que se hubiera dictado a su favor una orden de protección o en su defecto Informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género".

Otra de las novedades de este Proyecto de Ley Orgánica de reforma de la actual Ley de Extranjeria sería la inclusión de un Artículo 31.bis)el cual regula el supuesto específico de mujeres en situación irregular, precepto en el que se da por hecho que a la persona extranjera se le incoa un expediente sancionador por estancia irregular, si bien dicho expediente sancionador queda en suspenso hasta la resolución del procedimiento penal.
En caso de dictarse Orden de Alejamiento o medida similar, podrá solicitarse una Autorización de Residencia y de Trabajo sobre la que no se acordará ni resolverá hasta que no concluya el procedimiento penal. La modificación se halla en que la Autorización de Trabajo que se concedería lo es sin necesidad de aportar Oferta de Trabajo.
   
Y sin perjuicio de lo acabado de reseñar,la autoridad competente para otorgar la Autorización por circunstancias excepcionales, podría conceder una Autorización Provisional de Residencia y Trabajo a favor de la mujer inmigrante, sin esperar a la Sentencia.

La regla general es que si se dicta una Sentencia Condenatoria se concede la Autorización,de manera que sí no se hubiere solicitado dicha Autorización podría solicitarse la misma, al contar con la Sentencia Condenatoria.

Ahora bien, sí del procedimiento penal ya terminado no pudiera deducirse la situación de violencia de género, el expediente administrativo sancionador incoado e inicialmente suspendido continuaría y seguiría su curso.

De este modo dicho Artículo 31.bis)del nuevo Proyecto de Ley Organica de reforma de la actual Ley de Extranjeria recuerda claramente lo recogido en la Instrucción 14/2005, cuya derogación se había solicitado desde distintos ámbitos, inclusive el propio Gobierno.
Ahora bien, lejos de dejar sin efecto la referida Instrucción, ésta adquiere rango de Ley Orgánica,por lo que de aprobarse definitivamente el Proyecto al que nos referimos, una vez aprobado será mucho más difícil justificar la no aplicación de la citada Instrucción.

            
   
  

ARTÍCULO 416 DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL: DISPENSA DE LA OBLIGACIÓN DE DECLARAR POR PARTE DE LA VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO Y SU REFORMA

21/09/2009
 
El art. 416.1º de la LECr establece:

“ Están dispensados de la obligación de declarar:

1º.- Los parientes del procesado en línea directa ascendente y descendente, su cónyuge, sus hermanos consanguíneos o uterinos y los colaterales consanguíneos hasta el 2º grado civil, así como los parientes naturales a que se refiere el número 3 del art. 261.
El Juez Instructor advertirá al testigo que se halle comprendido en el párrafo anterior que no tiene obligación de declarar en contra del procesado pero que puede hacer las manifestaciones que considere oportunas, consignándose la contestación que diere a esta advertencia”.
El mismo artículo en su último párrafo establece: “ Si alguno de los testigos se encontrase en las relaciones indicadas e los párrafos precedentes con uno o varios de los procesados, estará obligado a declarar respecto de los demás, a no ser que su declaración pudiera comprometer a su pariente o defendido”.

Y así, conforme al mismo, no debería existir ninguna duda si realmente dicha dispensa se hace efectiva, conforme a Ley. Y para que la misma sea efectiva, las advertencias legales para declarar o no deben exponerse por parte de los Jueces cuando comienza la instrucción, al tomar testimonio a la mujer que ha sufrido maltrato. Asimismo, en el Juicio Oral, los jueces al inicio del mismo y cuando se llama a declarar a la mujer, bien sea como testigo/ víctima bien como acusación particular le deben advertir de la dispensa a la que puede acogerse, conforme al art. 416 LECr. Caso de no advertir de dicha obligación, podrá solicitarse la nulidad del procedimiento.

Generalmente cuando los casos de violencia son graves no suele darse problema alguno al respecto toda vez que el agresor es de inmediato detenido ( y muchas se decreta prisión para él) y la mujer se suele ratificar en su denuncia al haber perdido, en cierto modo, ese temor inicial; no suele haber modificaciones en sus declaraciones. Sin embargo, cuando la agresión ha sido menos violenta, muchas de las víctimas y, en especial cuando es la primera vez que han sido agredidas, suelen arrepentirse de haber denunciado pues algunas de ellas no desean la separación sino simplemente que dejen de maltratarlas y piensan que con la denuncia van a conseguirlo o, en algunas ocasiones, dar a su agresor un “ escarmiento”.
¿ Qué ocurre en estos casos cuando la mujer quiere desistir del procedimiento una vez iniciado? Ya se ha puesto en marcha el mismo y su asunto realmente ya no le pertenece, sino que ha pasado al ámbito de “ lo público”; se trata de un delito del que ella pasa a ser una “ testigo” si no quiere ser “ acusación particular”: ella puede no querer continuar con la causa pero, al salir de lo privado para ser público, es el Ministerio Fiscal quien continúa con la acusación, ella será citada todas las veces que sea necesario para el esclarecimiento de los hechos y, si continúa viviendo con su agresor, en todas las declaraciones que se efectúen en la fase de instrucción será necesario que le instruyan y le hagan las advertencias legales del art. 416 de la LECr.
Si en el Juicio Oral la víctima se niega a declarar, y tiene derecho a ello, no puede darse lectura a la declaración sumarial por no tratarse de un supuesto del art. 730 de la LECr ( que permite la lectura a instancia de cualquiera de las partes de las diligencias practicadas en el sumario, cuando no puedan ser reproducidas en el juicio oral por causas ajenas a la voluntad de aquéllas)
Sin embargo, si la víctima no vuelve con su agresor- esposo, compañero sentimental- en el Juicio Oral, si ella persiste en su ánimo de no declarar, el Ministerio Público puede solicitar como prueba a practicar la lectura de la declaración de la víctima en la Comisaría y/o en el Juzgado.

De igual modo, existe la posibilidad de que diga – por no declarar contra su agresor, por continuar manteniendo una relación con él- que no era cierta la agresión que sufrió. En este supuesto, se le puede acusar de denuncia falsa y condenarla a una pena de hasta 2 años de prisión, en función del daño realizado.
Es por ello que es más conveniente acogerse al derecho de no declarar a que se le pueda acusar de falsa denuncia.

Se señalan algunas Sentencias relevantes respecto a esta cuestión relativa al derecho de no declarar:
-    STS de 22/02/07
-    SSTS de 17/12/1997 y 26/05/1999
-    SAP de las Palmas de Gran Canaria de 29/04/05
-    SAP de Girona de 06/04/05
-    SAP de Tarragona de 26/05/04
-    SAP de Barcelona de 13/08/04 y 21/02/07
-    SAP de Albacete de 12/12/06

Sin embargo, hay que tener en cuenta la Sentencia del TS de 12/07/07 pues en ella se establece que el art. 416 de la LECr no será aplicable cuando las mujeres han denunciado espontáneamente un maltrato y luego se arrepienten de haber denunciado los hechos, ya que lo que están buscando es protección por parte de la Justicia.

* No obstante, algunos operadores jurídicos ( Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Federación de Mujeres Progresistas, Asociación Vivir sin Violencia de Género, Enclave Feminista, Fundación de Mujeres, entre otras) postulan desde hace tiempo la necesaria reforma de este artículo 416 de la LECr y que se obligue a las víctimas de malos tratos a declarar contra su agresor pues de lo contrario supone un grave problema de falta de prueba y la consiguiente imposibilidad de condenar por no poder desvirtuar la presunción de inocencia ante la falta de prueba de cargo.
Pero no sólo habría que reformar este artículo, sino que también proponen reformar el art. 418 de la LECr que establece que ningún testigo puede ser obligado a declarar acerca de una pregunta cuya contestación pueda perjudicar de una manera directa e importante a la persona, o a la fortuna de alguno de los parientes a que se refiere el art. 416.
Sin embargo, si se elimina la dispensa del art. 416, la mujer víctima de malos tratos se sujetaría al régimen general de los testigos y no hay que olvidar que el art. 420 de la LECr señala que a quien no acuda al llamamiento judicial o no declare lo que sepa sobre los hechos que se le preguntan, se le impondrá una multa y si persistiese en su resistencia podrá ser perseguido por el delito de obstrucción a la justicia o en su caso, por el de desobediencia grave a la autoridad. Es decir, que si se modifican los artículos 416 y 418 en el sentido de obligar a la mujer a testificar, las consecuencias para la víctima que en el juicio o no acude o no testifica o miente pueden ser fatales, puesto que entraría en juego este artículo y podríamos colocar a la mujer en una situación extrema porque pasaría de ser víctima de un delito a la presunta autora de otro.
Por ello, la reforma de los artículos 416 y 418 de la LECr se debe hacer con todas las cautelas para evitar que lo que se pretende que sea una medida protectora de la mujer maltratada acabe en todo lo contrario.
Concretamente, el conjunto de las asociaciones señaladas anteriormente y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a las Mujeres han redactado la siguiente propuesta de reforma: “ No procederá la dispensa de la obligación de declarar expresada en el presente artículo, cuando la declaración verse sobre la violencia de género a que se refiere la Ley Orgánica de 28 de diciembre de 2004 en su art. 1.3”.
Atendiendo a esta propuesta exclusivamente no estarían obligadas a declarar contra su cónyuge las mujeres que sean sujeto pasivo de un acto de violencia física y psicológica, incluyendo las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación de libertad ejercidas por sus cónyuges o por quiénes estén o hayan estado ligadas a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia. Sin embargo, se mantendrían situaciones indeseables como la siguiente: una niña violada por su padre desde los 12 a los 16 años se queda embarazada y tiene un hijo; los hechos fueron denunciados por la madre y por la hija pero en el juicio la joven no testificó amparándose en el art. 416 de la LECr y el acusado fue absuelto ( STS 777/2000). Por lo tanto, analizando estos casos, parece más conveniente que la reforma del art. 416 mencionase la violencia doméstica o familiar para poder proteger a todas las personas que en el seno de la familia son víctimas de actos de violencia física y psicológica entendida en un sentido amplio.
A pesar de esto, en muchos supuestos, las instituciones se están olvidando de aplicar todos los mecanismos que tienen a su disposición para condenar, en su caso, al presunto agresor y es que si una mujer se acoge al art. 416 de la LECr es cierto hay que prescindir de una prueba esencial, la más importante pero no la única. El que una mujer no testifique o retire la denuncia no lo podemos interpretar desde luego como una prueba de cargo para condenar al presunto agresor pero sin duda es un indicio más a tener en cuenta. Si a un indicio le sigue otro y a éste a su vez otro (testimonios de familiares, amigos, vecinos, partes de urgencias, informes psicológicos.....) estaríamos ante la llamada prueba indiciaria que conforma una auténtica prueba.

Por otra parte, hay quien entiende que la modificación del art. 416 supondría coartar la libertad de la víctima que libremente ha decidido perdonar a su pareja y volver a su lado. Frente a los que defienden esta postura hay que mantener que estamos ante un delito perseguible de oficio y que es obligación de las instituciones jurídicas perseguirlo; además es muy discutible que una mujer que se ha visto sometida a malos tratos continuados tenga libertad suficiente para decidir.

EN MATERIA DE VIOLENCIA QUE NADA NOS SORPRENDA

25/08/2009
 
EN MI EXPERIENCIA PERSONAL, VI MALTRATO A LAS MUJERES DESDE NIÑA, A LOS 9 AÑOS CUANDO TOME CONCIENCIA DE LA VIOLENCIA, CREIA QUE ERA UNA CONDUCTA NORMAL, ERA ACEPTADA COMO UN HECHO NORMAL QUE EL MARIDO PEGARA A SU MUJER O QUE MALTRATARA SUS HIJOS FISICAMENTE, AL MALTRATADOR NO SE LE REPROCHABA SOCIALMENTE Y MUCHO MENOS EN EL AMBITO FAMILIAR.


EN MI MENTE DE NIÑA PENSABA QUE EL HOMBRE ERA SUPERIOR NO SOLO EN FUERZA FISICA, SINO QUE ESTABA FACULTADO PARA MALTRATAR.

A MEDIDA QUE CRECI ME HICE ADOLESCENTE, ME FORME OTRO CONCEPTO, A PESAR DE QUE NADIE ME ALECCIONO, NI CONOCIA OTRAS CULTURAS O FORMAS DE VIDA EN OTRAS SOCIEDADES, EN UN PÀIS COMO EN EL QUE NACI; COLOMBIA, LOS PROBLEMAS DE ORDEN PUBLICO, ERAN DE PRIMERA PRIORIDAD.

DECIDI ESTUDIAR DERECHO POR QUE CONOCI DE PRIMERA MANO INJUSTICIAS E IMPUNIDAD, ME HICE UN PROPOSITO A CONCIENCIA; DEFENDER A LOS DEBILES Y A QUIENES LES ERA NEGADA LA JUSTICIA POR IGNORANCIA, O POR FALTA DE MEDIOS.

A PESAR DE HABERME FORMADO EN UNA UNIVERSIDAD DE IDEOLOGIA DE IZQUIERDA, CON CATEDRATICOS CELEBRES Y CON NEXOS IDEOLOGICOS CON LA SUBVERSION DE MI PAIS, TERMINE MI CARRERA CON LA CONVICCIÓN QUE TODOS QUERIAN EL PODER POR ALGUNA RAZÓN, QUE AUN EN LA EPOCA DE LOS 80 YO NO CONOCIA.

AHORA YA LO SE, Y CONOZCO LAS PREVENDAS ECONOMICAS Y BENEFICIOS SOCIALES O POLITICOS QUE SE LOGRAN ESTANDO EN EL PODER A LA IZQUIERDA O A LA DERECHA, POR ESO TODOS QUIEREN ESE PODER.YO LO LLAMO "PODER PARA SOMETER".
O QUIEN ABDICA AL PODER VOLUNTARIAMENTE?
POR QUE LAS DICTADURAS BIEN DE IZQUIERDA O DE DERECHA?

QUIEN QUIERE VIVIR BAJO UNA DICTADURA CUALQUIERA QUE SEA SU DENOMINACION?

CUANDO INICIE MI CARRERA PROFESIONAL CONOCI OTRO TIPO DE INJUSTICIAS CONOCI EL ACOSO SEXUAL EN EL CAMPO LABORAL Y ENTENDI QUE LA CAPACIDAD DEL GENERO MASCULINO PARA SOMETER A LA MUJER, ERA INIMAGINABLE, COMO YA TENIA LAS IDEAS CLARAS, LIBRE MUCHAS BATALLAS PERSONALES, VI SURGIR A MUCHAS MUJERES COMPAÑERAS, NO PRECIAMENTE POR MERITOS DE TRABAJO, PERO ESO NO ME DESANIMO, AL CONTRARIO FUE PARA MI UN RETO, DESAFORTUNADAMENTE CONOCI LA VIOLENCIA EN EL AMBITO FAMILIAR, Y POR CIRCUNSTANCIAS SOCIALES, RESISTI HASTA CUANDO ESTUVE PREPARADA ECONOMICA Y SICOLOGICAMENTE PARA DECIR NO MAS, PERO SIN QUE EL ASPECTO ECONOMICO ME HICIESE VULNERABLE, YA TENIA TRES HIJOS, POR LOS QUE LUCHAR.

EN MI PAIS LAS MUJERES CABEZA DE FAMILIA LO TENEMOS DIFICIL PARA SACAR SOLAS UNA FAMILIA ADELANTE, PUES NO HAY RECURSOS DEL ORDEN SOCIAL.

COSAS DE LA VIDA, ME DESEMPEÑE EN MI PAIS COMO COMISARIA DE FAMILIA,DEFENSORA DEL PUEBLO, FISCAL E INSPECTORA DE POLICIA, Y CUANDO ESCUCHABA RELATOS Y RECIBIA DENUNCIAS, ENTENDIA PERFECTAMENTE POR LO QUE LA VICTIMA DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER ESTABA PASANDO, Y ADMIRABA SU VALOR PARA DENUNCIAR.

ME DECEPCIONO LA FALTA DE EFICACIA DE LAS MEDIDAS Y LAS PENAS, POR RAZONES DEL PROPIO SISTEMA IMPOSIBLES DE HACER EFECTIVAS, LA LEY ERA LETRA MUERTA Y ME CANSE DE ADMINISTRAR INJUSTICIAS.

BUSCANDO HACER UN PARENTESIS EN MI VIDA, DECIDI MIGRAR CON MIS HIJOS A ESPAÑA A ESTUDIAR A APRENDER DE ESTA CULTURA,PARA HACER APORTES CONSTRUCTIVOS EN COLOMBIA, LLEGUE AL PAIS VASCO CON EL ANIMO DE HACER UNA ESPECIALIZACION DE TRES AÑOS, Y POR RAZONES DE LA POLITICA, ME TUVE QUE QUEDAR AQUI,PARA BIEN DE MI DESCENDENCIA. (AGRADEZCO A QUIENES DE ALGUNA MANERA INCIDIERON EN ESTA FORZOSA MIGRACION Y EXILIO DE MI PATRIA.)

AQUI ME ENCUENTRO CON LA POSIBILIDAD DE AYUDAR A MUJERES INMIGRANTES, EXTRANJERAS QUE NI SIQUIERA HABLAN EL IDIOMA POR QUE SUS PAREJAS MALTRATADORAS LES IMPIDEN ACUDIR A CLASES DE CASTELLANO, PARA QUE NO SE ENTEREN DE QUE TIENEN DERECHOS, TAMBIEN MUJERES LATINAS QUE NO SABEN QUE TIENEN DERECHOS.

POR ESO, INSPIRADA EN LA COTIDIANIDAD EN LO QUE ESCUCHABA A DIARIO, CREAMOS CON OTRAS DOS MUJERES COLOMBIANAS Y UN HERMANO COLOMBIANO ABOGADO TAMBIEN, LA ASOCIACION QUE DECIDIMOS DENOMINAR VOZ-COLOMBIA, CUYO OBJETIVO NO ES OTRO QUE DAR A CONOCER LOS DERECHOS HUMANOS, LOS DERECHOS FUNDAMENTALES CONSAGRADOS EN LA CONSTITUCION ESPAÑOLA PARA LOS EXTRANJEROS, NO TENEMOS CARACTER POLITICO, NO LE SERVIMOS A NINGUNA IDEOLOGIA, SOLO QUEREMOS DAR A CONOCER, ELIMINAR LA BARRERA DE LA IGNORANCIA, NO MILITAMOS EN NINGUN GRUPO POLITICO NI EN ESPAÑA NI EN COLOMBIA, HEMOS ENCONTRADO POCO APOYO INSTITUCIONAL A NUESTRA LABOR, PIENSO QUE ENTRE MAS IGNORANCIA Y DESCONOCIMIENTO DE LA LEYES TENGA LA POBLACION MAS POSIBILIDADES DE ABUSOS DE AUTORIDAD Y DE IMPUNIDAD ANTE CUALQUIER ABUSO.

COMO PRIORIDAD INSTITUCIONAL PARA APOYAR LAS ACTIVIDADES DE LAS ONG EXTRANJERAS, ESTAN LAS LUDICAS, LAS FOLKLORICAS, AQUELLAS QUE LES MANTIENEN ENTRETENIDOS, POCO INTERESA UN EXTRANJERO CONOCEDOR DE SUS DERECHOS Y REIVINDICATIVO, MENOS AHORA CON CRISIS ECONOMICA ABORDO.

HE ESCUCHADO TANTAS HISTORIAS Y CONOZCO TANTAS SITUACIONES QUE PODIA ESCRIBIR UN LIBRO 
SOBRE LAS DIFERENTES FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, EN TODOS LOS PAISES ES IGUAL, LA LUCHA ES DE TODOS, LA EXPLOTACION SEXUAL DE LAS MENORES EN OTROS PAISES ES DETESTABLE, MAS DETESTABLES LOS HOMBRES QUE HACEN TURISMO SEXUAL, Y BUSCAN ESPECIFICAMENTE MENORES DE EDAD, GRUPO VULNERABLE.
ESTOS HOMBRES NO TIENEN CALIFICATIVO QUE PUEDA AQUI EXPRESAR.

LAS EXTRANJERAS AQUI EN ESPAÑA, SUFREN DIFERENTES TIPOS DE ABUSOS, PONGO UN EJEMPLO DE UNA LATINA EN UN CLUB, CON UNA DEUDA DE 4MIL EUROS A SUS PROXENETAS Y UN BUEN SAMARITANO DE ORIGEN ESPAÑOL, PAGO SU DEUDA Y LE COMPRO LA LIBERTAD, PARA LUEGO SOMETERLA A SUS PROPIOS ABUSOS Y MALTRATOS Y POR ESTAR INDOCUMENTADA Y ATEMORIZADA HORRORIZADA NO PUDE CONVENCERLA DE DENUNCIAR POR QUE SE SENTIA AGRADECIDA Y EN DEUDA CON EL QUE HABIA COMPRADO SU LIBERTAD.

QUE PODEMOS DECIR DE ESTE SEÑOR, QUE SE PRESTA DE SER UN BUEN CIUDADANO,SE QUE TIENE UNA FAMILIA UNA MADRE UNOS HIJOS, QUE DOBLE MORAL EXISTE.
MIENTRAS NO NOS COMPROMETAMOS TODOS A
DECIR NO A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER O A CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA, Y A EDUCAR A LOS NUESTROS EN VALORES, NO CAMBIAREMOS ESTA REALIDAD.

UNA COSA EXPRESAMOS HACIA AFUERA, HASTA SALIMOS A MANIFESTACIONES ,PERO EN CASA DELANTE DE NUESTROS HIJOS HACEMOS DESCALIFICATIVOS XENOFOBOS O DISCRIMINATORIOS CONTRAS LAS MUJERES EXTRANJERAS,O CONTRA CUALQUIER MUJER.

POR LO TANTO, QUE NO NOS SORPRENDA NADA. NO ESTAMOS INMUNES A EPISODIOS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, ENTENDIENDO COMO VIOLENCIA NO SOLO LA EJERCIDA FISICAMENTE.

LO PEOR DE TODO ES SER VICTIMA Y NI SIQUIERA DARSE CUENTA DE ELLO.NOS ALARMAMOS DE LAS MUJERES QUE MUEREN QUE DAN SU VIDA A LOS VIOLENTOS,
PERO ALGUNAS YA ESTAN MUERTAS EN VIDA SUFRIENDO LA VIOLENCIA MORAL Y PSICOLOGICA, SIN VALOR PARA REMEDIARLO, O POR QUE SE TEME AL REPROCHE SOCIAL O FAMILIAR, SOBRE TODO EN MUJERES MAYORES, CON HIJOS Y NIETOS.

ASOCIACION- VOZ COLOMBIA

ALGO ESTA FALLANDO

30/06/2009
 
Resulta curioso que la mayor preocupación que tenemos los abogados ante mujeres maltratadas, sea cómo defenderlas, y no como defenderlas jurídicamente, sino como defenderlas de sufrir otra agresión. Sin duda esto se debe a lo que nos transmiten nuestras representadas cuando les es concedida una orden de alejamiento. ¿Para qué sirven las ordenes de alejamiento? Las mujeres víctimas de maltrato esperan una medida más contundente, que realmente les defienda de su verdugo, y no un papel que en muchas ocasiones no saben qué hacer con él. La mayor inseguridad les llega cuando el agresor incumple esa orden. El 40,7% de las sentencias se incumplen, y ven que lo único que pueden hacer es interponer otra denuncia, que en muchas ocasiones ni siquiera conduce a una sentencia condenatoria.

    Según el Observatorio Estatal de Violencia Sobre la Mujer, en el año 2.008, murieron 75 mujeres víctimas de violencia de género. Resulta el mayor número de víctimas desde que se publican los datos. Ascienden el número de denuncias, pero no desciende el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. ¿Qué está fallando? ¿Por qué no somos capaces de hacer desaparecer esta lacra? ¿Qué debe hacerse con los maltratadores? ¿No resulta disuasoria la acción de la Justicia ante estos delincuentes?. No cabe duda de que nos encontramos ante un problema complejo en el que se encuentran mezclados demasiados factores de la vida de la víctima, demasiados sentimientos, y por supuesto, que el maltratador va realizando su maltrato poco a poco, con actos que pueden parecer insignificantes en un principio, actos de mayor agresividad con posterioridad, aunque mostrando arrepentimiento al poco tiempo, pasando a mostrar un desprecio total por la víctima.

Quizás por todo esto, lo que tengamos que hacer sea cambiar las medidas. Se trata de una carrera de fondo, de educar tanto a hombres como a mujeres en contra de la violencia, en que nadie es dueño de nadie, en que la única forma de disfrutar de la compañía de alguien es porque quiere estar contigo, no porque le obligas, pero ¿cómo educamos a las mujeres? ¿Cómo saber en qué momento comienza un maltrato? ¿Cómo ver, y tener la cabeza fría de que el hombre de quien están enamoradas es un maltratador y deben tomar medidas? Quizás esto sea lo más dificil. Características de este abuso son el desarrollo progresivo, la escalada creciente y su repetición en el tiempo, aumentando en frecuencia y grado. Identificar la violencia de género supone incluir las agresiones físicas ligeras o graves, pero sobretodo ha de identificar otras formas frecuentemente invisibles para la mujer maltratada. La violencia de género supone en primer lugar un abuso psicológico sutil que progresivamente se intensifica e interrelaciona con otras formas de abuso. Es este abuso el que causa más daño en las víctimas y dificulta más la recuperación. Los sentimientos de culpa en la víctima, y la llamada dependencia afectiva frente a los agresores son algunos de los efectos que puede producir el abuso continuado. La violencia de género implica formas de abuso ejercidas unidireccionalmente por la persona que ejerce el rol de poder dentro de la pareja. La habitualidad agrava el daño y refuerza al agresor en su violencia.

Más allá de la coerción, las amenazas o la intimidación, la violencia de pareja suele actuar en el plano psicológico bajo numerosos comportamientos por parte del agresor hacia la mujer. El objetivo de los mismos es dominar a la mujer, pero sus efectos pueden llegar a la destrucción de la víctima.

La violencia puede aparecer tanto en citas donde todavía no se ha establecido una relación, como en relaciones establecidas, matrimonio, o procesos de separación o divorcio. Las agresiones físicas, más fáciles de identificar, suelen ir acompañadas de intimidación verbal, degradación, humillación, tácticas de aislamiento, restringiendo las relaciones con familiares y amigos, llegando hasta el encierro de la mujer; críticas, insultos; control de todo lo que hace, y a quien ve, justificándolo con celos; control económico, prohibición de que trabaje para así mantenerla dependiente; prohibición de utilizar bienes comunes, como el coche; utilización de los hijos, amenazándola con hacerles daño, o con quitárselos; cambios bruscos y desconcertantes de ánimo, irritándose con facilidad por cosas nimias, manteniendo a su víctima en un estado de alerta constante.

    En ocasiones el panorama no sólo no resulta alentador para interponer denuncia de maltrato, sino que lleva aparejado un peso emocional de tal calibre, que las denuncias se van aplazando, sólo 16 mujeres asesinadas en el año 2.008 tenían denuncia previa, y un buen número de mujeres viven una muerte en vida. Existen además campañas que les animan a denunciar, pero no cabe duda, que para acabar con esta herida es necesario algo más que la denuncia de las mujeres, y es que éstas se vean realmente protegidas.

VIOLENCIA DE GENERO,ORDEN DE PROTECCION Y ALEJAMIENTO DEL AGRESOR

13/05/2009
 
- VIOLENCIA DE GENERO
- ORDEN DE PROTECCION
- ALEJAMIENTO DEL AGRESOR

Resulta de urgencia solucionar el problema de indefensión en que se
encuentran en muchos casos, las mujeres objeto de malos tratos, que
incluso han llegado a causarles la muerte, a manos de su : ex-marido,
ex-novio o ex-compañero de convivencia, que incumplen el alejamiento que
se les ha impuesto por el Juzgado de Violencia.
No basta con el anuncio de que se están preparando: 5.000 pulseras
especiales , para los agresores, que detectan su acercamiento a la
vivienda de la mujer, al incumplir la orden de alejamiento, y que emiten
de inmediato señales a las comisarías de policía.

Hay que hacer constar que existen hoy en día, 30.000 en evidente peligro
de ser agredidas en sus domicilios.Por lo que esas 5.000 pulseras serán
insuficientes para cubrir todos los casos.

Deben asimismo adoptarse otras medidas de protección de las victimas como:

- vigilancia y seguimiento del agresor
- Protección permanente de las posibles víctimas


Esto se puede conseguir con la instalación de teléfonos en sus domicilios
que permitan el contacto inmediato, en caso de necesidad o peligro, con
las Comisarías de Policía.
Y para el caso de que la víctima, haya sufrido con anterioridad alguna
agresión, se le hará oferta de otras medidas de autoprotección, y se le
presentará para su firma el acta de consentimiento a fin de que la policía
pueda utilizar todos los datos precisos de carácter personal respecto a su
agresor, para su utilización de los Agentes respectivos.


Y como medida extrema, pero necesaria, se le pondría escolta a la víctima
en circunstancias que pudieran derivar a peligrosas para la vida o su
integridad física.
Y en definitiva, por los servicios sociales se daría toda clase de
información a la víctima sobre sus derechos a solicitar medidas cautelares
de protección ( Arts. 13 y 544) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Es obvio, que pese a los buenos propósitos , por nuestros gobernantes, no
se han dictado las medidas oportunas para acabar con esta violencia sobre
la mujer, que se manifiesta como el símbolo mas brutal de la desigualdad
existente en nuestro país.
Es de máxima urgencia dotar a la Ley aprobada hace 4 años de todos los
medios humanos y económicos, necesarios para su aplicación.
La Ley no debe ser papel mojado ( Art. 9.2 de la Constitución)

PERFIL DEL DIRECTOR

CATEGORÍAS

WEB AMIGAS

CONTACTO

Archivo

ORGANIZA:

SUBVENCIONA:

Instituto Foral de Bienestar Social